domingo, 16 de junio de 2013

ENGRANAJES


Todos somos engranajes de un mismo mecanismo, cualquier decisión por actuación u omisión hace que de una forma u otra implique también a los demás, en unos en mayor medida y otros en menor, pero todos nos vemos afectados.

Hay quien por temor, supongo que a sus inseguridades, optan por intentar hacer todo lo posible para que todo siga igual, intentado así creer ilusoriamente que tienen todo controlado. Nada más lejos de la realidad. 

En esta vida, todo es cambiante hagas o dejes de hacer. No podemos impedir que las cosas varíen, no podemos tenerlo todo controlado, no podemos ni debemos controlar a los demás, entre otras cosas, porque es incontrolable. 

Lo único que podemos hacer es intentar hacerlo lo mejor posible, porque todo tiene su repercusión. Antes o después te llega el eco de tus decisiones como resultado y no podemos controlar las consecuencias de nuestras decisiones, pero siempre nos quedará el consuelo de haberlo hecho bien o lo mejor posible, según lo dictado por nuestra conciencia.

Pero la vida es constante cambio, sin control y a veces parece que sin sentido, pero con el tiempo todo encaja, todo se clarifica y descubres el porqué. Ya que antes o después te enteras de todo y debido a que todos formamos parte de un mismo sistema. Cualquier engranaje que se mueva, con independencia de si es grande o pequeño, mueve todos los demás, y antes o después, nos moverá el nuestro.

Por lo que solamente es necesario que pase el tiempo para tener perspectiva.

Yo decidí ya hace algún tiempo, en no preguntarme el porqué de las cosas, y no cabrearme, y pasar a aceptarlas; no con resignación, sino con la sabiduría de no pelearme contra lo que no puedo luchar, y pasando a la acción, buscando nuevos engranajes o decisiones que me intentarán llevar al resultado querido.

Y es que prefiero mover yo mis engranajes a que sean movidos o parados por otras personas. Yo soy mi propio destino.

"Me imaginaba que todo el mundo era un enorme mecanismo. A las máquinas no les sobran partes, siempre tienen las piezas exactas que necesitan. Así que pensé que si el mundo es un gran mecanismo, yo no podía ser una pieza extra, tenía que estar aquí por alguna razón.  Eso significa que tú estás aquí por una razón" (Película: La invención de Hugo).

2 comentarios:

Felipe Castro dijo...

Hoy tuve esa misma sensación al despertar, es dificil liberarse del ego y aceptar el movimiento constante de la vida

Felipe Castro dijo...

Hoy tuve esa misma sensación al despertar, es dificil liberarse del ego y aceptar el movimiento constante de la vida