sábado, 6 de octubre de 2012

LOS MUDRAS


Retomando los MUDRAS, los cuales tenía casi ya olvidados, porque creo que mis chakras últimamente andan un poco desequilibrados. Y me pongo en acción para compensarlos YA!!!. Y ahora me vuelvo a dedicar más a mí, que andaba ya dispersándome.

Asi que para repasar y acordarme, voy a ir escribiéndolos aquí con el fin de recordarlos y si alguien lo quiere practicar también pues bienvenido sea.

Es el arte de curarse con las propias manos. Es bastante fácil y no requiere una gran dosis de meditación ni dificultad para realizarlos y se pueden practicar en cualquier parte y en cualquier momento.


Retomando mis apuntes:

La palabra Mudra proviene del sánscrito, donde "mud"=gozo y "ra"=producir.

Es un lenguaje de auto-expresión procedente de las religiones budista e hindú. Se suele usar mucho en el Yoga, usadas las posturas para abrir, liberar o cerrar corrientes energéticas internas.

Con las manos se envía un mensaje al cerebro para hacerle consciente, "el cuerpo habla".

Existen 384 mudras diferentes, aunque soló se suelen usar 36.

Se recomienda practicarse al menos una vez al día, un mínimo de 3 minutos, pero lo aconsejable es 45 minutos para que sean efectivos. Y si no se tiene tiempo o paciencia para estar 45 minutos, se puede hacer en tandas de 10 a 15 minutos.

Importante: No haber tomado alimentos las dos horas antes, esto suele ser muy habitual en temas de meditación el estar en ayunas, porque la digestión hace que se desvíe la fuerza energética.

Según la filosofía de la ayurveda: la mano izquierda es la Pacificación y la  Concentración y la mano derecha es el Discernimiento y la Sabiduría.



Respecto al significado de los dedos:

- Pulgar = éter;
- Índice = aire;
- Corazón = fuego;
- Anular = agua;
- Meñique = tierra.

Suelen tener poderes terapéuticos o curativos sobre el cuerpo y proporcionan paz, seguridad y tranquilidad.

Los beneficios de los mudras son los siguientes:

- Elevan la autoestima, mejora el estado anímico, estimulando el pensamiento positivo;

- Calman el dolor estimulando las endorfinas, por lo que alivian el dolor;

- Facilitan la circulación de la energía por todo el cuerpo, ya que ayudan a armonizar el cuerpo y la mente;

- Ayuda a aumentar la concentración;

- Relajan el cuerpo físico facilitando el sueño;

- Aumentan nuestra vitalidad.

Aviso: Por lo que si me ves hacer gestos con las manos, no os lo toméis a mal, estoy meditando.