martes, 24 de enero de 2012

LLEGO EL 2012, ES EPOCA DE SONREIR

Ya han pasado las Navidades, esa época agridulce que todas las personas que hemos perdido una persona cercana, estamos deseando que pasen muy deprisa. Pero gracias a mis sobrinas, Natalia y Aitana se hacen mucho más llevadera y las vuelves a disfrutar, parte de tí, como cuando eras pequeño. 

Es este 2012 un año importante de cambios. Un año con ilusiones, con perspectivas de futuro, con muchas ganas de disfrutar de la vida y vivirla a tope, sin pensar más de lo oportuno sobre el futuro. Como bien he aprendido, sobre las cosas del pasado no se puede hacer ya nada, el futuro no existe, y solamente tenemos el presente, y es ese día a día el que tenemos que disfrutar.

He aprendido a dar las gracias por lo que tengo, sin esperar nada del futuro ni de nadie. He aprendido que uno debe de ser feliz por completo consigo mismo antes de poder ser feliz con otra persona, son estos pequeños (y grandes a la vez) detalles los que hacen que mi vida haya cambiado.

Y tener ganas de reír, reír, reír, y estar con buena compañía. Por que la vida solamente se vive una vez, y ahora esta frase la entiendo en todo su contexto.

Ahora he de preparar ya mí viaje a Francia y a seguir adelante con todas las expectativas puestas, porque ahora sé que lo puedo conseguir todo lo que me proponga.